Consumo de Legumbres, Saciedad y Control de Peso

Consumo de Legumbres, Saciedad y Control de Peso

Esta es la introducción de un interesante estudio publicado en la revista Advances in Nutrition”, los autores son:  Megan A. McCrory, Bruce R. Hamaker, Jennifer C. Lovejoy y Petra E. Eichelsdoerfer. 2 Department of Foods and Nutrition, 3 Department of Psychological Sciences, 4 Ingestive Behavior Research Center, 5 Whistler Center for Carbohydrate Research, and 6 Department of Food Science, Purdue University, West Lafayette, IN 47907-2059; 7 Free & Clear, Seattle, WA 91804-1139; and 8 Bastyr University Research Institute, Bastyr University, Kenmore, WA 90828-4960

 

Resumen

El elevado porcentaje de obesidad ha alcanzado proporciones de epidemia, siendo una prioridad de salud pública el encontrar una solución para reducir la obesidad.  Una parte de la solución puede ser aumentar el consumo de legumbres no oleaginosas (alubias, guisantes, garbanzos y lentejas), tienen propiedades nutritivas que se consideran beneficiosas para el control de peso, incluyendo hidratos de carbono de digestión lenta, alto contenido en fibra y proteína y escasa “densidad energética”.

Diversos estudios demuestran constantemente una relación inversa entre el consumo de legumbres y el IMC (indice de masa corporal) o riesgo de obesidad, pero muchos no lo controlan por confundir la dieta y otros factores del tipo de vida.  Estudios experimentales a corto plazo (<1 d) utilizando una alimentación controlada según el  aporte de energía, pero no en  cuanto a los hidratos de carbono, demuestran que el consumo de legumbres aumenta la sensación de saciedad por más de 2 a 4 horas, indicando que al menos el efecto de las legumbres sobre la saciedad se mide por la cantidad de hidratos de carbono o la composición.

Ensayos aleatorios controlados muestran los beneficios de las legumbres en la perdida de peso cuando el consumo de legumbres va acompañado con una disminución del aporte energético, pero no sin esa disminución.  Sin embargo, se han llevado a cabo pocos ensayos aleatorios y la mayoría eran a corto plazo (3 a 8 semanas para legumbres enteras y de 4 a 12 para derivados de legumbres).

En general, existen datos de los efectos beneficiosos de las legumbres en cuanto a la sensación de saciedad a corto plazo y el control de peso cuando se restringe intencionalmente el consumo de energía, pero es necesario hacer más estudios en esta dirección, principalmente a largo plazo (> 1 año), investigar la cantidad óptima de legumbres que habría que consumir para el control de peso, incluyendo el comportamiento de los elementos para ayudar a superar las barreras para el consumo de legumbres. Ad. Nutr. 1: 17-30, 2010.

El artículo completo lo pueden encontrar en inglés en la siguiente dirección:

http://advances.nutrition.org/content/1/1/17.full.pdf+html