La nutrición a nivel global y la seguridad alimentaria centran las nuevas efemérides proclamadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Así, el 10 de febrero se celebra el Día Mundial de las Legumbres, rindiendo homenaje a un alimento saludable, nutritivo, rico en proteínas y fuentes de vitamina B, magnesio, potasio, fósforo y zinc, y cuyo cultivo contribuye a la producción agrícola sostenible; y, cada 7 de junio, se celebrará el Día Mundial de la Inocuidad Alimentaria, poniendo de relieve una cuestión cada vez más importante en los sistemas alimentarios altamente interconectados a día de hoy.

El día anual de las legumbres se basa en el exitoso Año Internacional de las Legumbres que organizó la FAO en 2016. De media, aquellos cereales que se plantan después de haber cultivado legumbres producen 1,5 toneladas más por hectárea que aquellos cuyo cultivo no viene precedido de la plantación de este alimento, lo que equivale al efecto de 100 kg de fertilizante nitrogenado.

Respecto al Día de la Inocuidad Alimentaria, se recuerda que los alimentos nocivos causan más de 200 enfermedades en todo el mundo que afectan a la salud de unos 600 millones de personas cada año, especialmente a niños pequeños y a quienes habitan en regiones del mundo con bajos ingresos.

Asimismo, la FAO y la Secretaría de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) acogieron con satisfacción la proclamación de 2020 como Año Internacional de la Sanidad Vegetal. Y es que, con hasta un 40% de los cultivos alimentarios que cada año se pierden en el mundo debido a las plagas, resulta prioritario propiciar plantas saludables, toda vez que la enfermedades de las mismas suponen un gasto económico de cerca de 220.000 millones de dólares anuales en el mundo y, los insectos invasores, alrededor de 70.000 millones.

Finlandia fue uno de los países que propuso ya en 2015 la celebración de este Año Internacional al órgano rector de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria. En julio de 2017, la Conferencia de la FAO adoptó una resolución en apoyo a la propuesta.

Fuente: FAO