• 100 gr de lenteja rojas en crudo (podéis comprobar que es una lenteja que va sin piel y además se cocinará muy rápidamente, yo la compro en herbolarios o tiendas especializadas de legumbres al peso)
  • 400 gr de tomate triturado (en lata o rallado)
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 cebollas pequeñas
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Para acompañar: nachos de quinoa caseros (ver receta) y unas rodajas de Jalapeño en conserva (opcional)

Preparación

    Receta de Maria (@saboreanda) página web Saboreanda
    1. En primer lugar ponemos una olla o cazo al fuego con agua para cocer las lentejas, añadimos las lentejas al agua fría y esperamos que empiece a hervir.
    2. Desde que empiece contaremos 10-12 minutos de cocción a fuego medio, aunque aconsejo que vayáis probando las lentejas porque puede ser más o menos tiempo dependiendo del agua, del fuego…
    3. Cuando estén cocidas las escurrimos en un colador y las reservamos.
    4. Mientras hacemos una salsa de tomate tradicional; en una sartén incorporamos un par de cucharadas de aceite de oliva y añadimos la cebolla picada, cocinamos un par de minutos y añadimos las zanahorias también peladas y picadas.
    5. Cuando veamos que coge color, no hace falta que esté demasiado dorado, añadimos el tomate triturado, un poco de sal y removemos todo bien.
    6. Cocinamos unos 10-15 minutos hasta que la salsa de tomate esté a nuestro gusto.
    7. A continuación, añadimos las lentejas cocidas, removemos todo bien, y añadimos un poco más de sal si es necesario, también podemos poner un toque de pimienta negra recién molida.
    8. Cocinar 5 minutos más para que todos los sabores se unan.
    Etiquetas: Vegan & Gluten Free

Te podría gustar