• 1 Bote de lentejas cocidas ecológicas.
  • 100 g de quinoa real cocida
  • 2 c/s de semillas de lino molidas en frío
  • 2 cebollas blancas dulces
  • 1 puerro grandote (sólo la parte blanca)
  • Pimiento rojo y verde troceado (yo utilizo una mezcla congelada de Mercadona)
  • 2 dientes de ajo picaditos (sin el nervio central para que no repita)
  • Especias al gusto (yo utilizo mi MI CONDIMENTO DE LA ALEGRÍA )
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Sal al gusto (yo nunca pongo, pero es una opción personal)

Preparación

    La receta es de Rosa Arnau (@me_gusta_comer_sano) Página web de ME GUSTA COMER SANO
    1. Lava y escurre bien en un colador las lentejas. Después ponlas en un bol y reserva.
    2. Cuece la quinoa, escurre y reserva también.
    3. En una sartén pon un poco de AOVE, dora el ajo picadito vigilando que no se queme.
    4. Añade la cebolla y el puerro cortados en juliana, deja pochar a fuego suave unos 5 minutos hasta que estén blanditas las verduras. Después incorpora el pimiento rojo y verde troceado y saltea 5 minutos más.
    5. Escurre de aceite las verduras salteadas y añádelas al bol donde tenemos las lentejas, con el resto de ingredientes: la quinoa, las semillas de lino molidas y las especias que quieras.
    6. Tritura ligeramente con el procesador de alimentos para mezclar los ingredientes, pero no te pases triturando, tienen que quedarte tropezones y no una masa para hacer croquetas.
    7. Tapa el bol con papel film y deja reposar la masa en la nevera media hora como mínimo (si las dejas de un día para otro, incluso mucho mejor).
    8. Humedece ligeramente tus manos y da forma a tus hamburguesas con la mano.
    9. Y al horno 15-18 minutos a 180 grados, hasta que las veas doradas.

Te podría gustar